Jesús Nazareno

oracion-a-jesus-de-nazaret

Oración a Jesús Nazareno

La oración a Jesús Nazareno es muy fuerte, hay que usarla con cuidado. En la historia siempre ha habido figuras grandes, significativas y memorables, que han dado distintos rumbos a la historia de la humanidad. Sin embargo, más allá de cualquier figura, sin lugar a dudas la más significativa e importante, no solo para la religión sino para la historia de la humanidad como un todo es Jesús de Nazaret, también conocido como Cristo o Mesías. Jesús Nazareno es probablemente la figura más emblemática del cristianismo en todos sus aspectos, aparte de Dios, pues se presenta en la biblia y en la historia como el hijo de Dios, y por ende, termina siendo también una extensión de Dios.

En toda la biblia se retrata y se habla con mucho detalle acerca de la vida de Jesús Nazareno, y específicamente en el Evangelio de Mateo y el de Lucas, se habla del nacimiento de Jesús. Cristo termina siendo el hijo de María, quedando ésta embarazada por obra del espíritu santo. En sueños el espíritu santo le explica a María que su hijo será el Mesías que esperan los judíos.

Jesús de Nazaret nace bajo el abrigo de sus padre María y José en Belén, que luego de ser perseguidos por diferentes autoridades locales deciden irse y últimamente decidiendo en instalarse en Nazaret, en Galilea. Por consiguiente Cristo crece para ser un profeta y predicador judío con el propósito de ayudar a los necesitados y profetizar la palabra de Dios, posteriormente muriendo por crucifixión. Entre los milagros que realizó se encuentran las curaciones de espíritus inmundos, curación de distintos males y enfermedades, y distintas resurrecciones incluyendo la de él.

Oración a Jesús Nazareno

Señor Jesús, en tu nombre y con
el Poder de tu Sangre Preciosa
sellamos toda persona, hechos o
acontecimientos a través de los cuales
el enemigo nos quiera hacer daño.

Con el Poder de la Sangre de Jesús
sellamos toda potestad destructora en
el aire, en la tierra, en el agua, en el fuego,
debajo de la tierra, en las fuerzas satánicas
de la naturaleza, en los abismos del infierno,
y en el mundo en el cual nos movemos hoy.

Con el Poder de la Sangre de Jesús
rompemos toda interferencia y acción del maligno.
Te pedimos Jesús que envíes a nuestros hogares
y lugares de trabajo a la Santísima Virgen
acompañada de San Miguel, San Gabriel,
San Rafael y toda su corte de Santos Ángeles.

Con el Poder de la Sangre de Jesús
sellamos nuestra casa, todos los que la habitan
(nombrar a cada una de ellas),
las personas que el Señor enviará a ella,
así como los alimentos y los bienes que
Él generosamente nos envía
para nuestro sustento.

Con el Poder de la Sangre de Jesús
sellamos tierra, puertas, ventanas,
objetos, paredes,  pisos y el aire que respiramos,
y en fe colocamos un círculo de Su Sangre
alrededor de toda nuestra familia.

Con el Poder de la Sangre de Jesús
sellamos los lugares en donde vamos
a estar este día, y las personas, empresas
o instituciones con quienes vamos a tratar
(nombrar a cada una de ellas).

Con el Poder de la Sangre de Jesús
sellamos nuestro trabajo material y espiritual,
los negocios de toda nuestra familia,
y los vehículos, las carreteras, los aires,
las vías y cualquier medio de transporte
que habremos de utilizar.

Con Tu Sangre preciosa sellamos los actos,
las mentes y los corazones de todos los habitantes
y dirigentes de nuestra Patria a fin de que
Tu Paz y Tu Corazón al fin reinen en ella.

Te agradecemos Señor por Tu Sangre y
por Tu Vida, ya que gracias a Ellas
hemos sido salvados y somos preservados
de todo lo malo.

Amén.